¿Qué deporte hacer si tengo dolor de espalda?

¿Qué deporte hacer si tengo dolor de espalda?

Redacción Instituto Aliaga | Actividad física

El dolor de espalda, en cualquiera de las formas y zonas en las que pueda presentarse, es una de las patologías con mayor prevalencia en España (más concretamente el dolor lumbar crónico), con casi un 20% de la población que puede sufrirlo.

En muchos casos, especialmente cuando el dolor dura más de lo previsto, puede llegar a suponer un impedimento para realizar acciones cotidianas o para la práctica del deporte. Ante una lesión, es importante acudir a un profesional médico para que valore nuestra situación, especialmente si es en una zona sensible como la espalda, o si perdura en el tiempo.

El dolor de espalda afectará al menos una vez en la vida a casi el 80% de la población de forma más o menos intensa y prolongada. Ante una evidencia así, y siempre bajo supervisión médica, hemos de intentar en la medida de lo posible que este dolor no limite nuestra vida. Por eso, hoy nos gustaría hablar de algunas actividades físicas que son aptas para realizar en situaciones en las que podamos sufrir dolor de espalda, y que podrían ayudar a prevenirlo e incluso a aliviarlo.

Deporte para combatir el dolor de espalda

La espalda es una zona de nuestro cuerpo bastante amplia, así que cuando hablamos de dolor de espalda estamos incluyendo tanto las diversas zonas que la componen, como los posibles dolores que podemos sufrir en ellas.

Volvemos a insistir en la necesidad de consultar con un profesional médico antes de tomar ninguna decisión por nuestra cuenta, ya que realizar algunos movimientos puede agravar nuestra lesión consiguiendo todo lo contrario de lo que pretendíamos.

Yoga

El yoga cumple con una doble función en esta pequeña lista: es una actividad que nos ayudará a mejorar nuestra forma física, pero también conseguiremos relajarnos y despejar la mente, algo que en Instituto Aliaga sabemos que es muy importante para tratar el dolor.

Algunos estudios han demostrado su utilidad para reducir la sensación de dolor en la espalda baja de algunos pacientes, e incluso reducir la frecuencia con la que tomaban analgésicos. Gracias a sus movimientos suaves, a su focalización en el equilibrio y la flexibilidad, y a su trabajo en los músculos abdominales y pélvicos (relacionados con el dolor lumbar), el yoga es una opción a tener muy en cuenta, ya no solo para mantenernos activos a pesar del dolor, sino para prevenirlo.

En Vivir sin Dolor ya hemos hablado de esta práctica centenaria antes, y sobre algunas de las mejores posturas para nuestra espalda, pero cuidado porque también hay yoga que es muy intenso y podemos conseguir el efecto contrario.

Natación (o actividades bajo el agua)

El deporte acuático ofrece un sinfín de ventajas, especialmente para los músculos y las articulaciones gracias a la resistencia que ofrece el agua cuando hacemos movimientos en ella. A diferencia de cuando realizamos actividades en otros entornos, el agua no castiga nuestras articulaciones al minimizar el impacto sobre ellas, especialmente si lo comparamos con deportes que impliquen correr sobre superficies duras.

Algunos estilos de natación (no todos) pueden sernos útiles. También sesiones de aquagym o rutinas de ejercicios en el agua nos ayudarán a fortalecer nuestros músculos y a ser capaces de hacer actividad física aun teniendo algún tipo de dolor. Por supuesto, la natación es un deporte muy completo y salvo que un médico nos aconseje lo contrario, es muy beneficiosa independientemente de nuestra condición.

Caminar

Sí, caminar es una actividad física como otra cualquiera más allá de ser nuestro método de transporte natural, sobre todo si se realiza con cierta intensidad y duración. Su impacto sobre nuestras articulaciones es mucho menor que corriendo, y nuestra espalda baja se verá beneficiada al no tener ese rebote constante contra el suelo que pone presión sobre la zona lumbar.

Caminar alivia el dolor de espalda

Escoge unas buenas zapatillas que amortigüen bien tus pasos y que permitan apoyar bien el talón, busca una buena pista (que no sea solo cemento o asfalto, que son excesivamente duras), y desconecta. Es quizás lo más sencillo que podrás hacer y tiene muchos beneficios.

Tai chi

Un caso muy parecido al del yoga, pero con la diferencia de que el Tai Chi siempre se realiza de pie. Esto puede evitar que hagamos movimientos bruscos o que forcemos al cambiar entre posturas de pie y sentadas como se hace en otras disciplinas.

Al Tai Chi se le conoce también como meditación en movimiento. Esto da pistas sobre cómo se practica, y es que es una práctica ideal para todas las edades gracias a la suavidad y calma de sus movimientos, más centrados en la respiración, la disciplina y la conexión mente/cuerpo.

El Tai Chi proporciona tranquilidad, calma y actividad física a partes iguales, y ayuda a mantenernos activos sin más necesidad que un espacio tranquilo donde poder realizarlo.


Estas son algunas ideas que pueden serte útiles si quieres seguir teniendo una vida activa aunque tengas dolor de espalda. Contar con un profesional médico, e incluso con algún especialista orientado a la práctica deportiva, es lo ideal si queremos evitar que nuestra lesión se agrave. El principal objetivo será siempre mantener la integridad de nuestra espalda, y mejorar nuestra calidad de vida.

En Instituo Aliaga sabemos de la importancia llevar de una vida activa y mantener nuestras rutinas aunque suframos dolor crónico, por eso enfocamos nuestros tratamientos desde un punto de vista holístico y multidisciplinar, teniendo en cuenta todos los aspectos del dolor. Ponte en contacto con nosotros o llámanos para concertar una cita al +34 935 952 910.

Dr. Nebreda Clavo

Experto en Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del Dolor en Instituto Aliaga

Comparte

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Exceso de peso, una carga para el dolor crónico

Exceso de peso, una carga para el dolor crónico

El exceso de peso corporal es uno de los factores que más afecta de forma negativa al dolor crónico, cuanto…
Calentamiento básico para evitar lesiones durante la actividad física

Calentamiento básico para evitar lesiones durante la actividad física

El calentamiento antes de la práctica deportiva es básico, y puede ayudarnos a prevenir lesiones. Pasar de estar inactivos (porque…
5 de junio, Día Mundial del medio ambiente

5 de junio, Día Mundial del medio ambiente

Entendemos por medio ambiente (o medioambiente), el conjunto de componentes físicos, químicos y biológicos externos con los que interactúan los seres…
El síndrome post-COVID19, modelo del síndrome de fatiga crónica post-viral

El síndrome post-COVID19, modelo del síndrome de fatiga crónica post-viral

El síndrome post-COVID-19 es un trastorno relativamente nuevo y, por lo tanto, la experiencia en el diagnóstico y tratamiento del…